En Santa Cruz, un niño de 10 años fue vejado por cuatro vecinos

El drama que vivió el menor de edad fue cometido por cuatro hermanos, uno falleció, el segundo está en Palmasola, otro fue enviado ayer a un centro correccional y hoy es la audiencia del cuarto.

En Santa Cruz, un niño de 10 años fue vejado por cuatro vecinos
Foto referencial
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En una zona del municipio de Yapacaní, en Santa Cruz, un niño de 10 años fue vejado desde sus ocho años por cuatro vecinos, todos hermanos. Los agresores no sólo lo agredían sexualmente, sino también lo amenazaban de muerte para no denunciar lo que ocurría.

Luego de las violaciones, el menor de edad quedó postrado en una cama de hospital, debido a que fue contagiado con una enfermedad venérea.

“Cómo es posible que le hagan eso a un niño de 10 años”, manifestó una de las hermanas de la víctima.

Luego de que se hizo la denuncia, la Policía aprehendió a dos de los cuatro hermanos. Uno se encuentra en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) a la espera de su audiencia cautelar y el menor, de 17 años, fue enviado a Cenvicruz con detención preventiva, según el reporte de Unitel.

Mientras que, sobre los otros dos, se conoce que uno perdió la vida cuando estaba recluido en la cárcel Palmasola, por una enfermedad terminal. El hombre también estaba acusado de estar involucrado en una violación grupal a otro menor de edad.

Y el cuarto también está en la cárcel de Palmasola, acusado de los delitos de robo agravado, atraco, robo de motocicletas y tráfico de sustancias controladas.

Los cuatro hermanos participaron de la violación al niño de 10 años, quien hace un mes contó a su hermano mayor lo que venía sufriendo. Las vejaciones ocurrían cuando se quedaba solo en su casa y estos lo obligaban a visitarlos. El menor de edad reconoció a sus agresores.

Luego de ser evaluado psicológicamente, el niño afirmó que no denunciaba los abusos porque estaba bajo amenaza, incluso con un arma de fuego, quienes lo intimidaban con quitarle la vida y hasta de hacerle daño a su familia.